¿Hay que acabar con la brecha tecnológica?

Antes de comenzar a escribir sobre el tema que le da el título a esta entrada, quiero hablaros de un pequeño ejemplo que comentan Steven Levitt y Stephen J. Dubner en Freakonomics, uno de los mejores libros que he leído recientemente.

Imagen

El dinero, ¿causa o consecuencia de la Presidencia?

Todos estamos acostumbrados a las televisadísimas y grandilocuentes campañas presidenciales de los Estados Unidos. Todos sabemos de las ingentes cantidades de dólares que los candidatos a la presidencia invierten en la campaña presidencial, gran parte de las cuales les llegan directamente de los maletines de grandes empresas o de magnates multimillonarios. Este hecho hace que la sabiduría convencional nos diga que “ganan los candidatos que se pueden gastar más dinero en sus campañas electorales”. Steven Levitt y Stephen J. Dubner nos invitan a dar la vuelta a la sabiduría convencional y argumentan que “los candidatos con más posibilidades de ganar son los que reciben mayores donaciones por parte de estas empresas y magnates”.

Tomémosnoslo como una apuesta. Imagina que estás podrido o podrida de dinero pero no te importa invertir algo de tu fortuna en la campaña presidencial. ¿Por quién apostarás? ¿Por el candidato más guapo o por el que tiene más posibilidades de ganar? Obviamente, por quien tiene la victoria más cerca (siempre que más o menos haya sintonía en cuanto a ideas políticas o programa electoral), ya que es quien nos podrá devolver el favor de alguna forma.

Con este ejemplo, Levitt y Dubner nos hacen ver que, aunque dos hechos estén correlacionados, no importa lo que la sabiduría convencional nos diga. La que a veces parece ser la consecuencia en una relación causa-efecto, puede ser la causa.

Otro ejemplo con el que ilustran este hecho es el del zar que mandó fusilar a todos los médicos cuando cayó en la cuenta de que las ciudades con más enfermos eran precisamente aquellas en las que más médicos había.

Al leer estos y otros ejemplos en el libro, no podía evitar pensar en el concepto de brecha tecnológica. La brecha tecnológica o digital es la que algunos sociólogos afirman que se produce entre las personas o comunidades fruto del hecho de tener acceso o no a Internet. De acuerdo con la máxima “La información es poder” (palabrita del mismísimo Bill Gates), aquellas personas o comunidades que se encuentran desconectadas están en desventaja respecto a aquellas con fácil acceso a Internet, lo cual no hará más que acrecentar las diferencias sociales. Este argumento se apoya en el hecho de que las zonas con una economía menos boyante son además aquellas sin conexión a Internet, o con una conexión más pobre.

Imagen un tanto radical tomada de un blog de Google.

Imagen un tanto radical tomada de un blog de Google

A raíz de esta teoría, muchos gobiernos alrededor del globo se han puesto manos a la obra, a proporcionar ordenadores y conexión a Internet a todo tipo de colectivos, ya fuera en el centro de las principales ciudades o en el mismísimo extrarradio de Illán de Vacas. Sin ir más lejos, en España todos podemos recordar el reciente ejemplo de los portátiles para los niños en los colegios o las pizarras digitales.

A raíz de estas políticas, no está de más plantearse si no nos estamos comprando todos un Ferrari para salir de pobres. De poco sirve echar ambientador con olor a pino si no quitamos las heces que el perro ha depositado en medio del salón.

A colación de esto, ya se pronunció el sociólogo Alain Touraine en su libro Más allá del neoliberalismo, cuando escribió que “no podemos esperar que las fuerzas de índole tecnológica o económica resuelvan los problemas sociales”. Estos problemas o desigualdades sociales no estarían, pues, causadas por la brecha tecnológica, sino que esta brecha sería un indicador de las propias desigualdades.

Quizás estoy equivocado con mi razonamiento y permitiendo a todo el mundo tener acceso a Internet se acabará paulatínamente el hambre en el mundo… pero, sinceramente, creo que la raíz del problema es otra, y para que la brecha tecnológica se erradique, primero se han de atajar otros problemas más prioritarios. Una vez las necesidades básicas de estas personas o comunidades “desconectadas” estén cubiertas, el propio devenir de los acontecimientos ya hará que la red de redes llegue a sus hogares… y después de esto, muchas cosas más (quizás lleguen a presidir los EE.UU. “gracias a los donativos de generosos multimillonarios” o incluso a crear blogs con los que aumentar su ego a base de visitas y comentarios).

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

2 responses to “¿Hay que acabar con la brecha tecnológica?”

  1. Jose Javier Rios says :

    Considero que acabar con la brecha tecnológica sin acabar con brechas más importantes no tiene sentido.

    Se trata de algo más simple, la piramide de Maslow. ¿Porqué desde el “primer” mundo usamos con tal asiduidad Internet? porque tenemos cubiertos los escalones inferiores de necesidades, como alimentación, cobijo, protección, necesidades emocionales… con todo esto cubierto tenemos interes en cubrir necesidades de informacion, entretenimiento y ocio que Internet nos brinda.

    En paises del tercer mundo es preferible ocupar el tiempo en buscar alimentos y cobijo para la familia que en leer el marca, twittear o curiosear por facebook.

    • Juan S. Rios says :

      Precisamente tenía la pirámide de Maslow en mente cuando escribía la entrada, pero hablar también de ella iba a suponer ya una entrada bastante larga.
      El problema es que muchos creen que por solucionar necesidades que se encuentran en puntos más elevados en la pirámide, estas “comunidades desconectadas” van a estar bien. En otras palabras, se está intentando construir la pirámide por el tejado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: