La guerra lingüística en una pegatina

image

Pegatina encontrada en el aeropuerto del Prat

Analicemos la imagen que acompaña a estas palabras. En esta fotografía, podemos ver una pegatina que encontré nada más volver a casa, en los servicios del propio aeropuerto del Prat. No debería tener nada de especial una señal que, en un aeropuerto, nos muestra su mensaje en varios idiomas. Sin embargo, de los tres idiomas en los que esta pegatina nos pide no tirar toallas de papel al inodoro (nombre bastante paradójico, ya que es un lugar que no es que no huela nunca, precisamente), el único “superviviente” es el inglés.

¿A qué se debe tal despropósito? ¿Es parte un plan de la pérfida Albión para invadir España haciéndonos renunciar a nuestras lenguas autóctonas como primer paso? ¿Se debe a un intento de favorecer el aprendizaje del inglés por parte de los españoles? ¿O quizás AENA está intentando dar un aire más internacional al aeropuerto ofreciendo sus señales sólo en inglés?

La realidad es que lo que sucede aquí es el producto de que nacionalistas españolistas y catalanistas tengan las mismas necesidades fisiológicas y de que a ambos, además, les moleste que se hable en la otra lengua cooficial de Cataluña. En la intimidad que los servicios del aeropuerto confieren y armados con un bolígrafo, ambos intentan hacer callar la voz que les perturba. La lengua de Shakespeare, impasible, neutral, resiste impoluta la guerra fraticida catalano-española y se dedica a hacer su papel: asegurarse de que la taza del váter no acaba hecha unos zorros.

Esta simple pegatina, a modo de bienvenida a Barcelona, es un reflejo de la intolerancia entre hermanos de la que los habitantes de Cataluña son protagonistas y testigos cada día.

Independientemente de cuestiones políticas, hemos de ser conscientes y enorgullecernos de la riqueza cultural que supone la circunstancia de contar con dos lenguas cooficiales. Catalán y castellano forman parte del ADN de una tierra que se debería enorgullecer de haber parido a lo largo de la historia grandes actores, músicos y escritores en ambas lenguas.

En los difíciles tiempos que vivimos, mejor nos iría si estuvieramos un poco más unidos o, por lo menos, nos respetásemos un poco más los unos a los otros. Hay que saber convivir con aquellos a los que consideramos diferentes (aunque en realidad se parezcan más a nosotros de lo que nos gustaría reconocer) y respetar aquello que les diferencia de nosotros. De lo contrario, podemos acabar viviendo situaciones de marginación y váteres atascados que no serán cómodas para mucha gente.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: