Archivo | Cuestiones del blog RSS for this section

Motivos para hacer un blog

¿Por qué un blog a estas alturas?

Asumámoslo: los blogs están pasados de moda. Ya pasó la época de fotologs y blogs, en los que todo hijo de vecino se ponía a publicar fotos (mayoritariamente, collages horrendos en plan “hoy te dedico a tí mi foto porque ____”) o a escribir sobre cualquier cosa . En aquellos tiempos, la mayoría de gente tenía un blog simplemente porque estaba de moda. Sólo hace falta ver la cantidad de blogs que hay cuya última entrada es más antigua que el fuego. Lo mejor de todo es que tener un blog te permitía (y aún te permite) escribir de cualquier cosa y que tus palabras lleguen a cualquier lugar del mundo, sin necesidad de saber mucho más que escribir (mínimamente) y encender el ordenador.

Estas barreras de entrada tan bajas hicieron que la red se llenara de blogs repletos de faltas de ortografía, sobre temáticas absurdas y entradas inconclusas, en las que después de leerte seis o siete párrafos los textos acababan y veías que el blogger no te había explicado nada y te habías quedado igual que estabas al empezar a leer.

Muchos bloggers se lanzan a escribir para hablar sobre algo que les apasiona… y aquí es donde he de hablar del porqué del nombre de este blog. Yo mismo escribí, no en un blog, sino en varios de ellos. Tuve mi época de escribir sobre los Beatles, más tarde me llegó la época de colaborar en un blog sobre fútbol, y algún otro blog olvidado (o ya borrado) tendré por ahí… Pero la verdad es que tener un blog monotemático, al final, aburre. Por más que te gusten los Beatles, el fútbol o John Lennon jugando a fútbol, al final necesitas escribir sobre otras cosas… o dejar de escribir. En este, “Mi último intento de blog” (y me he prometido a mí mismo que lo será), me propongo a escribir de todo y de nada (quizás más de lo segundo que de lo primero).

Otro motivo que impulsaba normalmente a la gente a hacer blogs (provocando que estos surgieran cual setas en el Berguedá) era el buscar la aprovación de los demás. Tener visitas en el blog era para muchos un mecanismo infalible de subida de ego y sumar comentarios en las entradas ya llevaba al orgasmo instantáneo. Después surgieron Facebook y Twitter y la sed de visitas y comentarios se transformó en el ansia de “Me gusta” y “Followers”.

Hay también quien ha llegado a ganar dinero y a montar empresas alrededor de un blog o una red de blogs, hay quien incluso ha llegado a ganar cierta notoriedad; pero no nos engañemos, tampoco creo que “Mi último intento de blog” me vaya a sacar de pobre.

Entonces… ¿por qué un blog a estas alturas?

Anuncios